Reino Unido, Alemania, Suiza y la UE prolongan la miseria de la cadena de suministro al oponerse a la exención de vacunas

–  Reino Unido, Alemania, Suiza y la UE prolongan la miseria de la cadena de suministro al oponerse a la exención de vacunas, según indican los sindicatos mundiales del transporte a los gobiernos

LONDRES, BERLÍN, BERNA, Suiza y BRUSELAS, 14 de octubre de 2021 /PRNewswire/ — Cientos de sindicatos, que representan a 12 millones de trabajadores del transporte repartidos por 118 países de todo el mundo, han escrito una carta abierta a los gobiernos que se oponen a eliminar las restricciones de propiedad intelectual en relación a las vacunas de la Covid, acusándolos de agravar las crisis de la cadena de suministro e infligir ‘autolesiones económicas’.

376 sindicatos, incluyendo Unite the Union, ver.di y kapers, escribieron a líderes de Reino Unido, Alemania, Suiza y la Comisión de la UE exigiendo finalizar con su oposición a una exención temporal de propiedad intelectual relacionada con las vacunas, tratamientos y diagnósticos de la Covid propuestos al OMC, conocida como ‘exención de los ADPIC’.

La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) entregó la carta a los líderes antes del segundo día de la reunión del Consejo de los ADPIC de la OMC celebrada en Ginebra.

Indicó que era vital disponer de un sistema de exenciones de cara a acelerar el despliegue mundial de la vacunación sin el cual el FMI advirtió que podrían eliminarse 5,3 billones de dólares más del PIB mundial en los próximos cinco años.

Esto se produce como consecuencia de que la directora del FMI, Kristalina Georgieva, comentó que el obstáculo más inmediato para la recuperación completa era la «enorme brecha existente en la vacunación», y la profesora Sarah Gilbert, creadora de la vacuna de Oxford, advirtió que si no se proporciona acceso a la vacuna a los países más pobres se corre el riesgo de que surjan nuevas y peligrosas variantes y que la «prioridad debe ser vacunar al mayor número posible de personas y lo antes posible». En la actualidad, menos del 3% de las personas en países de bajos ingresos han recibido una dosis única.

Stephen Cotton, secretario general de la ITF, comentó: «Es esquizofrénico que estos tres países y la UE estén bloqueando el acceso universal a las vacunas y la tecnología que sirve para salvar vidas humanas, al mismo tiempo que afirman estar resolviendo la crisis existe dentro de la cadena de suministro».

«Estos políticos parecen empeñados en autolesionarse a nivel socio-económico con el objetivo de llenar aún más los bolsillos de los multimillonarios de Pfizer, Moderna y BioNTech. Se trata de una auténtica locura; estos líderes están reteniendo la recuperación del resto del mundo como rescate. Necesitan seguir el liderazgo mostrado por Estados Unidos, reconocer las circunstancias sin precedentes, hacer frente a las grandes farmacéuticas y apoyar la exención».

La industria del transporte ha advertido a los líderes de nivel mundial de que el sistema de transporte global se enfrenta a la inminente amenaza de colapso a menos que los gobiernos tomen medidas coordinadas para poner fin a la «crisis mundial humanitaria y de la cadena de suministro». Los líderes del transporte de IATA, ICS, IRU e ITF pidieron «un liderazgo urgente que tuviera como finalidad aumentar el suministro mundial de vacunas por todos los medios a nuestra disposición con el fin de acelerar la recuperación de nuestras industrias».

Reino Unido aún se está recuperando del impacto de una escasez de combustible en todo el país causada por la falta de conductores de vehículos pesados. Dos años de prohibiciones de viaje inconsistentes e inhumanas han impedido que la gente de mar pueda subir y bajar de los barcos, y esto sólo ha servido para sumar una presión intensa a las cadenas de suministro mundiales que ya se están desmoronando. A su vez, en las semanas posteriores al aumento de la variante Delta en Reino Unido, las aerolíneas se vieron obligadas a cancelar más del 70% de su capacidad programada entre Reino Unido y Alemania debido a las nuevas restricciones de viaje.

Cotton añadió: «A lo largo de esta pandemia, los trabajadores del transporte han llevado a los ciudadanos a casa, transportado a trabajadores clave al trabajo y mantenido en movimiento las cadenas de suministro vitales. Pero la desigualdad existente en relación al acceso a las vacunas y tratamientos a nivel mundial supone una amenaza existencial no solo para la seguridad personal de los trabajadores del transporte, sino también a la resiliencia de las cadenas de suministro y la revitalización de la economía mundial».

«Cada día de retraso equivale a que se produzcan más muertes, más vidas perdidas y más retrocesos para la recuperación de nuestras industrias y economías. No tienen más excusas. Deben aprobar la exención de los ADPIC sin demora. Nuestras vidas y nuestros medios de subsistencia dependen de ello».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion